viernes, 12 de julio de 2013

La Disciplina de Dios

La Disciplina de Dios"Dios os trata como a hijos; porque¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?" Romanos 12:7
El amor de Dios se compara con el amor que tiene un padre hacia su hijo. Es por eso, que a veces, Dios tiene que enseñarnos, a fin de perfeccionar nuestro carácter y llegar a ser más perfectos en él.
Cierto es, que al igual que un padre, Dios primeramente nos da la oportunidad de cambiar y de hacer las cosas bien sin tener que llegar a la disciplina. Pero a veces, el ser humano es tan testarudo, que a Dios no le queda más remedio que usar otras formas de enseñarnos algunas lecciones.
¿Porque Dios nos disciplina?
  • Porque somos Sus hijos; entiendase por hijo a aquel que a recibido a Jesús por Señor.
  • Porque nos ama y no quiere que fracasemos en la vida, fracasar sería no alcanzar los propósitos por el cual Él nos creo. Cuando los alcancemos o cuando andamos encaminados en ese plan, Dios nos garantiza éxito, gozo, paz y contentamiento.
  • Porque nos quiere perfeccionar llevándonos poco a poco a los pies de Su Hijo Jesucristo.
  • Cómo testimonio de Su santidad, justicia y soberanía.

¿Cómo nos disciplina Dios?
  • Dios NO azota y  disciplina por medio del dolor físico, el dolor del alma, el miedo, la desesperación, la angustia, las necesidades varias.
  • Cuando pecamos Dios PERMITE consecuencias que nos llevan a reflexionar de nuestro error y espera que nos volvamos del mal camino.
  • Cuando la actitud de desobediencia permanece Dios nos lleva al límite para que reaccionemos.
  • Dios es amoroso, misericordioso y paciente; pero también es santo, justo y soberano.

¿Cómo podemos salir de la disciplina del Señor?
Los pasos que debemos seguir cuando Dios nos disciplina son básicamente:
  • Arrepentimiento
  • Obediencia
  • Restitución
  • Permanencia
En estos pasos está implícito la oración, la confesión, la consejería, la meditación de la Palabra, la búsqueda de Dios en adoración y alabanza.

¿Diferencia hay entre disciplina y prueba de Dios?
Aunque la prueba y la disciplina son circunstancias difíciles que afrontamos, la diferencia radica en la causa de esta.
La prueba es usada por Dios para que nos examinemos en qué nivel de fe, amor, madurez y conocimiento estamos y nos insta a seguir avanzando o creciendo.
La disciplina es usada por Dios para que reconozcamos nuestro pecado y nos volvamos de nuestro mal camino para que no nos perdamos o fracasemos.
En lo que sí coinciden ambas es que se hace presente el amor de Dios por nosotros con el fin de ayudarnos a ser victoriosos y alcanzar toda bendición que Él nos ha preparado.

¿Dios Castiga?
He oido decir a mucha gente "Dios me está castigando por mis pecados". Sin embargo esto no es cierto.
Dios NO castiga, sino que PERMITE que las consecuencias de tus propios pecados te lleven a un estado de arrepentimiento y reflexión.
Si No dejamos que Dios cumpla su plan en nuestra vida, estaremos tomando nuestras propias decisiones, no las de Dios. Estaremos yendo por los caminos que a nosotros nos parecieran rectos, pero no a los ojos de Dios.
Todos los caminos que no sean el que Dios tiene pensado para nosotros, son peores y  andar por ellos puede traer consecuencias.
Dios quiere evitarnos las consecuencias de caminar por nuestros propios caminos, y por eso diseñó un plan, un propósito para tu vida, y que está deseando cumplir si entregamos nuestra vida POR COMPLETO en sus manos.
La Disciplina de Dios comienza cuando nosotros dejamos de lado sus consejos, y comenzamos a andar por nuestros propios caminos.

Conclusión
Dios nos disciplina porque somos sus hijos y quiere que seamos exitosos. Reconozcamos que Él es un Dios santo, justo y soberano que no admitirá que andemos en desobediencia. Pidamos perdón a Dios por nuestros pecados y decidamos andar en obediencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada